Conoce la historia del Blackjack

Número de barajas

Cuando nos disponemos a jugar una partida de Blackjack en cualquier casino físico u online, sabemos de antemano que la “casa” (y en consecuencia, el crupier) cuenta con una serie de reglas que decantan la balanza de la suerte a su favor en mayor o menor medida. Uno de los ejemplos más comúnmente conocido es el hecho de que si te pasas de 21 en la cuenta, la banca gana de forma automática.

Sin embargo, lo que casi ningún jugador aficionado sabe es que hay un factor sumamente importante a tener muy en cuenta: el número de barajas que se utilizan. Y es que la realidad no es otra que los casinos utilizan un número variable de barajas. A mayor cantidad de naipes haya, mayor será la ventaja que tenga la casa a su favor. Dicho de otro modo, cuantas menos barajas utilice, más equilibrada estará la balanza.

Antiguamente el número más común de barajas era cuatro, es decir, 208 naipes en total que el crupier se encargaba de mezclar minuciosamente. El problema es que con el paso del tiempo muchos expertos comenzaron a realizar la famosa y alegal técnica de contar cartas, por lo que los casinos tuvieron que aumentar ese número para dificultar las cosas y de paso aumentar sus probabilidades de victoria.

En la actualidad, la gran mayoría de casinos de renombre cuentan al menos con cinco barajas, aunque cada vez es más habitual ver seis o siete. De hecho, los más prestigiosos del mundo están empezando a adaptar el formato de ocho barajas. Hay que recalcar que al usar más naipes, la probabilidad de que el jugador obtenga un Blackjack. Y es que, con pocas barajas, si te reparten una figura (que recordemos tiene un valor de 10), la probabilidad de que la siguiente sea un as es más alta que si se utilizan seis, siete u ocho barajas.

De todas formas, todo esto hay que ponerlo en perspectiva ya que la variaciĆ³n de porcentaje de ventaja de la casa es tan mínima que para el 99,9% de los jugadores pasa inadvertida. Esta va aproximadamente del 0,15% al 0,7% en funciĆ³n del número de barajas, algo prácticamente imperceptible a corto o medio plazo.

Así que ya lo sabes, antes de sentarte en un casino físico o crear una cuenta en uno online, trata de averiguar cuál es el número de barajas que utilizan. Repito que la diferencia no es demasiado grande, pero todo lo que sea arañar unas décimas a nuestro favor puede ser de vital importancia en el devenir de tus sesiones.