Conoce la historia del Blackjack


El Blackjack, tal y como sucede con la gran mayoría de los juegos de cartas, tiene un comienzo en la historia algo difuso. Es cierto que hoy en día prácticamente cualquier aficionado a este mundo lo ha jugado alguna vez en un casino físico, uno online o con amigos. Sin embargo, certificar a ciencia cierta los orígenes de este fantástico juego de naipes no es tarea sencilla.

Actualmente todo lo que tienes que hacer es ir a una página online como Bet365 desde tu ordenador de sobremesa o portátil, crear una cuenta y en cuestión de minutos estarás tentando a la suerte contra un crupier virtual. Todo, desde las cartas hasta el tapete, es virtual, por lo que ni hay horarios ni impedimentos de ningún tipo. Por supuesto, antes esto no era tan fácil como ahora. Así que... ¿cómo surgió esta fiebre?

Lo cierto es que en general, todos los juegos de cartas tuvieron una raíz asiática, concretamente en China. No es hasta el siglo IX cuando tenemos algunos registros literarios de la princesa de la dinastía Tang que la describen jugando a un juego muy similar al de los naipes actuales. Y es que fue en el principal país del imperio oriental donde, gracias a la invención del papel, ciertas personas tuvieron la idea de imprimir cartas de diferentes tamaños. Inicialmente estas tenían solo símbolos, pero más adelante se le agregaron números para que unas tuvieran más valor que otras. Ese fue, probablemente, el origen de las cartas tal y como hoy las conocemos en cualquier casino online o físico.

Sin embargo, tuvieron que pasar alrededor de 500 años para que las cartas hicieran su incursión en Europa. Ya por aquel entonces las barajas de cartas estaban estructuradas en 52 cartas con cuatro palos diferentes muy similares a los que ya conocemos con bastones, monedas, copas y espadas. Esta temática se ha perdido con la baraja francesa actual, pero aún sigue estando presente en la clásica baraja de naipes española como mucho de nosotros sabemos. Eso sí, a la hora de jugar al Blackjack en un casino online como podría ser el de Bet365, siempre lo haremos con la baraja de las picas, tréboles, diamantes y corazones.

Hablando de Bet365, no olvides que es probablemente el mejor casino online si quieres adentrarte en el mundo del Blackjack, por lo que si estás interesado en obtener toda la información sobre todo lo referente a esta casa de apuestas y sus bonificaciones, echa un vistazo a esta página.

Volviendo al ámbito histórico, es importante recalcar que las primeras nociones que se tienen de algo similar al Blackjack datan del siglo XVII. Anteriormente había llegado a Europa alrededor del siglo XIV, pero no fue hasta 100 años después que hicieron su aparición en Francia los cuatro palos que aún hoy forman dicha baraja. Como decíamos, las primeras nociones del Blackjack aparecen en Francia, pero aún no se conocía con ese nombre si no con Vingt et Un (veintiuno en francés). Esta primera variante era sumamente similar a la actual, pero algunas reglas diferían de las actuales. Esto es algo normal en cualquier juego de cartas y aquí no podía ser menos. Con el tiempo las normas evolucionan y, a pesar de que la base se mantiene, algunos matices se alteran con el paso de los años.

blackjack

Las décadas pasaron y no fue hasta que los inmigrantes franceses emigraron a los Estados Unidos hasta que el nombre de Blackjack empezó a forjarse. Esto sucedió aproximadamente en el 1800, en Louisiana, que por aquel entonces era una de las grandes capitales del mundo de las apuestas. Muchos piensan, erróneamente, que ahí fue donde apareció por primera vez el nombre oficial de este popular juego. Pero lo que muchos no saben es que hasta que el estado de Nevada no legalizó el juego, no fue así. Una vez lo hicieron, los casinos se lanzaron a realizar un pago adicional cuando un jugador recibía la jota y el as de espadas como cartas iniciales. Este método de propaganda o promoción fue el que dio lugar al término Blackjack, que desde entonces ha encandilado a millones de jugadores.

Sobra decir que por aquel entonces la simple idea de un casino online no tenía cabida alguna. Todo se desarrollaba en casinos físicos, por lo que cualquier apostante se tenía que desplazar fuese como fuese hasta allí si quería disputar una simple partida. Pero a finales del siglo XX, con el boom de internet, no fueron pocas las empresas del sector que se aventuraron a dar el salto a la creación de un casino online. Obviamente no fue un camino sencillo ni mucho menos, pero gracias a esos pioneros, hoy casas como Bet365 o PokerStars cuentan con millones de seguidores en todo el mundo.

A raíz del auge de los casinos online, estos se fueron corriendo como la pólvora a lo largo y ancho de todo el globo terráqueo. El sur de Europa fue, en principio, el gran acogedor de tal fenómeno, pero a día de hoy no hay prácticamente ningún adulto que no conozca la existencia del Blackjack. Y es que divertirse con él es tan sencillo como tener un ordenador o un móvil, una conexión a internet y una cuenta registrada en una cada de apuestas como puede ser William Hill, Betfair, PokerStars o Bet365. Ya no se necesite vehículo ni esperar colas en caso de que las mesas estén llenas, ni mucho menos tener que tratar con otras personas si no lo consideramos necesario.

Eso sí, los casinos físicos siguen albergando miles de jugadores todos los años prácticamente en cualquier gran ciudad del mundo. Claro ejemplo de ello es la capital del juego, Las Vegas, situada en pleno desierto de Nevada. Ahí se dan cita los grandes amantes del juego y por supuesto millones de turistas que quieren ver de primera mano el núcleo de los juegos de azar (aunque el Blackjack en sí no es de por sí un juego entéramente de azar). En cada hotel o en cada restaurante de lujo tendrás la posibilidad de jugar a este juego de naipes. Una auténtica pasada.

En la actualidad, el Blackjack sigue tomando diferentes caminos con pequeñas variaciones en sus normas para que haya gustos para toda clase de jugadores. Está por ejemplo la variante surrender y algunas otras más de las que hablaremos en un futuro, pero por ahora lo que debes saber es que cada vez se va ramificando más para que tenga cada vez más aceptación por el público. De la misma forma, no tenemos duda alguna de que con el paso de los años se irán creando nuevas alternativas extras para tal fin.

casino online

Lo más importante es no caer en el error, como comentábamos con anterioridad, de que el Blackjack es un juego de azar. De hecho, la probabilidad juega un rol muy importante en el desarrollo de cada partida, por lo que muchas personas que dominan este ámbito suelen tener más éxitos que otras que simplemente apuestan al azar. Es precisamente por este hecho por lo que muchos jugadores de todo el mundo se decantan por este juego en vez de por las máquinas tragaperras. Ocurre lo mismo con el póquer en todas sus variantes. Y es que a los amantes de verdad, les encanta saber que a mayor conocimiento, mayor son las probabilidades de ganar aunque el azar tenga parte de protagonismo.

De hecho, basta con darse una vuelta por la red para encontrar multitud de sitios web con estrategias, consejos e incluso tablas que sirven de guía para saber con exactitud cómo se debe actuar ante cualquier combinación posible que te reparta el crupier. Del mismo modo, también existen foros donde las personas comparten sus experiencias en una casa u otra o simplemente se debaten sobre las mejores estrategias a seguir dependiendo del número de barajas o de la modalidad de juego. La información es abundante y dar con ella no es nada complicado.

La historia del Blackjack sigue tan viva como siempre y, aunque no conocemos cuál será su futuro, lo que sí podemos asegurar es que seguirá innovando de forma vertiginosa como viene haciendo durante los últimos 25 años. Queda claro que vivimos en una era donde el juego online sigue levantando tanta pasión como siempre o incluso más, por lo que todos podemos estar expectante ante lo que nos depara el futuro.